Estos días estamos bailando en solitario, sin podernos juntar para disfrutar de esa magia tan especial que se crea en nuestros encuentros, sin ese intercambio comunicativo de pasos, gestos, miradas y sonrisas. Quizás se os esté haciendo duro, pero si lo pensáis tenemos mucho que celebrar. Celebrar que la música y el baile están en nuestras vidas, que contamos con unas herramientas verdaderamente poderosas para vencer las dificultades y sobreponernos a lo que estos días pueden tener de duros y tristes.

Por eso, nos parece importante unirnos estos días a la celebración de dos fechas muy especiales. Hoy, 29 de abril, es el Día Internacional de la Danza y mañana, día 30, el Día Internacional del Jazz.
Os invitamos a que participéis en ellos, de manera privada o buscando en las redes alguna de las muchas actividades que se están organizando.

Desde la redacción hemos hecho una pequeña búsqueda en la red sobre estos dos días.

Para empezar, queremos compartiros esta entrada de INAEM que recoge el Mensaje del Día Internacional de la Danza.
Este año, el bailarín sudafricano Gregory Vuani MAQOM ha sido el encargado de escribirlo. Sus palabras resumen muy bien lo que se siente al bailar:

A medida que bailamos con nuestros cuerpos cayendo en el espacio y enredándonos juntos nos convertimos en una fuerza de movimiento tejiendo corazones, tocando almas y proporcionando la curación que es tan desesperadamente necesaria.

Además, el Ballet Nacional de España y la Compañía Nacional de Danza, han lanzado un reto, cuyos resultados podremos ver siguiendo los hashtags #YoBailoenCasa #DíaInternacionalDanza y #challengedanza.

Por último, os trasladamos la invitación de la Unesco, en colaboración con el Herbie Hancock Institute of Jazz, para participar en la celebración oficial virtual del Día Internacional del Jazz, en jazzday.com y en su facebook.

Y por supuesto, ¡No os olvidéis que en nuestro calendario podéis encontrar más eventos virtuales de swing, lindy hop, claqué, jazz…!

En estos días de conmemoración tampoco nos podemos olvidar de todos los profesionales del mundo de la música y de la danza, tan afectados por la situación que vivimos; en especial queremos mandar nuestro apoyo a nuestras escuelas de baile y a sus profesores, a los que tanto tenemos que agradecer.

Mucha fuerza y muchos ánimos, pero sobre todo que no falten el jazz y la danza.

Pin It on Pinterest

Shares