Prolongado dos semanas más el estado de alarma en el país, no podemos negar que esta situación supondrá para los pequeños negocios de la ciudad un duro golpe a sus bolsillos.

Se habla mucho de comprar en las tiendas del barrio cuando volvamos a salir a las calles, de tomar el desayuno en la cafetería de la esquina, de ir más al mercado… Pero ¿te has planteado cómo será volver a tu academia y que tenga la cortina bajada y un cartel de “Se traspasa”?

Nuestro compañero de baile y socio, Santi Carrión, expresa qué hacer:

“Hola, amíguer: Si estás apuntado/a a alguna de las escuelas de swing y estás pensando en darte de baja en estos tiempos de incertidumbre has de saber que su economía está cogida con pinzas. Sus gastos fijos (alquileres, préstamos, nóminas de empleados, agua, luz, etc…) van a seguir llegando. Muchas, por no decir todas, no tienen una caja tan abultada como para hacer frente a un mes sin ingresos. Así que tu pequeña aportación es vital para su supervivencia. Está claro que todos nos vemos afectados por las circunstancias pero su situación ahora es delicada. Además de las clases, piensa en los festivales, fiestas y actividades que organiza la escuela para todos. Arrimemos el hombro ahora que hace falta. Las escuelas de swing hacen del mundo un lugar mejor.”

Pregunta a tu escuela cómo puedes ayudar, paga tu cuota si puedes como cada mes y apoya los proyectos online que tus profesores están ingeniándose para que tú no pierdas clases.

Evitemos que las escuelas de nuestra ciudad, grandes o pequeñas, se conviertan en otro bar de copas o en otra tienda de ropa fast fashion.

Ahora, más que nunca, apoyemos los pequeños negocios.

#somosMADforSwing

Fotografía de Guillermo Latorre Plaza

Pin It on Pinterest

Shares