Por Ginés Prieto.- Sábado, 22 de abril de 2017.

Hoy en MAD for Swing hemos realizado una actividad diferente. En colaboración con la Asociación de Voluntarios para la Integración, AVINTE y un grupo de personas con parálisis cerebral, hemos llevado el Swing y nuestros bailes a la Nave de Terneras del Matadero de Madrid. Seguro que a más de uno le sorprenderá. ¿Qué hacen los bailarines de swing entre ellos?

La mayoría de nosotros sentimos la música desde dentro. Es algo que se siente en el alma, que te inspira y te da momentos maravillosos. Unos lo hacen mejor, otros con menos fortuna, pero en definitiva comunicamos nuestra alegría y AVINTE nos ha puesto en bandeja una oportunidad excepcional de llevar el swing en sus distintos bailes a nuestros provisionales alumnos.

La experiencia de casi todos con estos colectivos es nula, de modo que al llegar a la Nave la primera pregunta que se nos planteó en nuestras cabezas fue sobre nuestras limitaciones, sobre nuestra capacidad para hacerles pasar un buen rato a nuestros invitados.

Por suerte para nosotros las ganas de pasarlo bien desde el primer minuto se veía en las caras de la mayoría de los asistentes y con el apoyo de los voluntarios de la asociación se hizo el resto.

Después de una presentación por nuestra parte y una muestra de Lindy Hop, Balboa y Blues para ir entrando en materia, se propone dividirnos en grupos de cinco y… preparar una coreografía entre cada grupo que, además, tendrá el privilegio de elegir su nombre. El nuestro se llamará Avinte Manning, por la participación de Avinte y porque nos llegue la inspiración del gran gurú del Lindy Hop.

Sin que me haya dado cuenta me encuentro como Gary Cooper en Solo ante el Peligro. Debo montar una coreo con ellos y nunca me he considerado un buen bailarín. Miro a mi alrededor buscando alguna camiseta más de MAD for Swing y algo de apoyo pero… nada, los grupos ya están completos y en plena ebullición, así que a por ello.

Como no sé las limitaciones con que contamos tengo dudas, pero los voluntarios me las quitan al instante. Con más rapidez de la esperada vamos aportando ideas y hacemos el primer ensayo y ¡funciona! para entusiasmo de todos.

Poco a poco los que parecían más remisos van disfrutando cada vez más de la música y en otros genera casi euforia.

Después del concurso en el que por supuesto ganan los cuatro equipos presentes, hacemos un Soul train ya todos mezclados y rematamos una mañana genial.

Muchas gracias a Avinte por darnos esta oportunidad de colaborar y descubrir realidades diferentes, así como a todos los asistentes.

Album de fotos de Swing con Avinte en Facebook

Esta es la segunda edición de Swing con Avinte. Ver fotos de la edición anterior

Pin It on Pinterest

Shares