Valores

En nuestros mejores sueños

La música swing se bailará en todo el mundo con bandas de swing en vivo. En todos los lugares donde se baile swing, tanto dentro como fuera de las pistas de baile, gente de diversa procedencia tratará a los demás con calidez y respeto, creando un ambiente agradable donde querer estar y bailar. La historia de Frankie Manning, Norma Miller, Dean Collins, Maxie Dorf y otros grandes bailarines de swing será conocida por bailarines y no bailarines en todo el mundo.

Nuestro punto de partida

MAD for Swing nace con la vocación de promover la escena swing de Madrid, promoviendo tanto la música como sus principales bailes asociados: Lindy Hop, Balboa, Blues, Shag y Jazz Steps. Nuestras intenciones pasan por ser un punto de encuentro para todas las personas interesadas en esta forma de relacionar, y vivir, la música y el baile swing, a la vez que actuar como anfitrión, divulgador, y activo promotor de la salud que este baile encierra dentro de sí para las personas.
Nos sentimos alineados con los valores de la Fundación Frankie Manning, en los cuales nos basamos para hacer los nuestros. Por eso MAD for Swing busca involucrarse en proyectos, sin ánimo de lucro, basados en la unidad y la colaboración de bailarines y músicos de swing. Proyectos que permitan a gente de distintas procedencias, género y edad, participar y disfrutar de este baile y su música. Todo ello desde una aproximación glocal (acción local en Madrid, con alcance y colaboración global a todo el mundo)

II Lindy Exchange piano

Lo que nos une y queremos seguir manteniendo

Disfrutar bailando música swing y jazz en general.
Mantener la autenticidad históricas de los bailes clásicos de swing y su música.
Buscar la improvisación y la continua innovación, como una actitud de afrontar nuevos retos.
Establecer y mantener una enriquecedora relación entre la música y el baile.
Constituir una verdadera comunidad entre bailarines.
Fomentar el respeto mutuo, la cooperación, la solidaridad y la generosidad entre bailarines y profesionales dentro de la escena swing de Madrid.
Incluir a todas las personas.
Si organizamos un evento, tener en consideración los de otros organizadores.
Dar la bienvenida y sana acogida a los nuevos.
Seguir mejorando en habilidades a través de la competición amistosa y sin rivalidades.
Ser humildes en nuestro comportamiento; por muy bien que bailemos o toquemos un instrumento, siempre tendremos algo nuevo que aprender de otros. Recordemos que cualquiera de los que nos rodean en nuestra escena, tiene algo, seguro, de lo que podemos aprender.

II Lindy Exchange

En la pista de baile intentemos

Recibir a los nuevos ofreciéndonos a bailar con ellos, sean estas personas bailarines de otras escenas, o sencillamente gente nueva que se acerca por primera vez a nuestra escena.
Bailar teniendo en cuenta que hay otras personas en la pista de baile, siendo conscientes de nuestro espacio, para evitar pisotones y patadas.
Pedir, siempre, disculpas en caso de dar algún pisotón o patada en algún momento del baile.
Tener paciencia con la gente con menos experiencia en el momento del baile; nadie nace sabiendo.
Entablar conversaciones con el resto de personas de la escena, el baile al fin y al cabo son relaciones.
Es increíble la cantidad de gente interesante que te encuentras en la escena swing de Madrid.
…. y como bailar es soñar con los pies, ¡¡pues soñemos!!
La escena swing de Madrid no es un mero espacio de práctica de baile y música. Es un espacio de encuentro y enriquecimiento social entre personas, y eso es lo que queremos seguir manteniendo.

Pin It on Pinterest

Shares