[English below] Los últimos años, Madrid Lindy Exchange ha contado con bandas de swing solo de Madrid y, este año, introducimos por primera vez una banda no afincada en la ciudad, que ha hecho ya las delicias de los bailarines de Madrid durante dos temporadas: Enric Peidro Swingtet.

El saxofonista tenor Enric Peidro está influenciado por los grandes saxofonistas de la era del swing como Lester Young, Ben Webster o Coleman Hawkins. Es un intérprete de gran solidez con un profundo conocimiento del lenguaje jazzístico, un músico en constante evolución, que profundiza incansablemente en el conocimiento del lenguaje musical de sus maestros, plenamente convencido de la vigencia de este estilo de jazz intemporal; cosa que demuestra en cada concierto y que hace de sus actuaciones una experiencia realmente única.

Al margen de colaboraciones esporádicas con grupos y solistas tanto nacionales como internacionales, Peidro trabaja con regularidad al frente de sus propias formaciones estables de trio, cuarteto y sexteto. Esta citada formación de sexteto, que a menudo se amplía a septeto u octeto bajo la denominación de Enric Peidro Swingtet, es sin duda la formación más activa del saxofonista y con la que contaremos en nuestro VI Madrid Lindy Exchange.

Vuestras sesiones de swing bailable están siendo la sensación en Madrid esta temporada, pero aún hay quien no ha disfrutado de vuestro swing ¿qué van a encontrar los bailarines en la fiesta del viernes?
Van a encontrar a una formación muy rodada, con personal estable y un repertorio bastante amplio, pero sobre todo van a encontrar una banda que disfruta tocando para bailarines y que yo creo que consigue transmitir ese disfrute.

Has insistido en hacer una sesión acústica, con el menor uso posible de instrumentos de amplificación, en lo que has definido como una “decisión sin vuelta atrás”. Es un gran riesgo, con una gran sala repleta de bailarines ¿a qué se debe esta elección y qué aporta a la música que escucharemos y bailaremos?
Bueno, es una decisión que tomamos hace ya casi un año y que no nos ha dado ningún problema y sí muchas satisfacciones. Tiene su origen en la necesidad que siento de no desvirtuar la música que hacemos sobreamplificándola de manera innecesaria. La presencia de monitores, micrófonos direccionales y demás parafernalia sin duda tiene más que ver con el rock, el pop u otras músicas que con la música que nosotros tocamos y por lo tanto no necesitamos de todas estas herramientas de amplificación. Dicho sea de paso, esto de tocar de manera prácticamente acústica no es un sistema novedoso en absoluto, más bien al contrario: así es como se ha hecho siempre aunque, poco a poco pero de manera constante, la tendencia al volumen excesivo en la mayoría de situaciones musicales ha ido creciendo y se ha convertido en la norma. Por lo que a nosotros respecta, hemos decidido «bajarnos aquí» por así decirlo, y no participar más de esta situación que además no beneficia ni aporta nada a la música que hacemos, sino todo lo contrario. Aunque, repito, no es una decisión «snob» sino una decisión compleja y meditada cuya finalidad es ni más ni menos que presentar la música que tocamos en las mejores condiciones posibles y yo creo que es una opción que aporta belleza y naturalidad al sonido de la banda, nada más y nada menos.

En el repertorio de tu banda hay pocos temas verdaderamente populares, pocos de esos que solemos silbar en la ducha; has dicho que quieres redescubrir temas que no se tocan mucho ¿cuáles serán esos temas, por qué los has elegido?
Generalmente mi criterio para elegir el material que tocamos es sencillo: toco aquellos temas que escucho y por un motivo u otro me llaman la atención. No es tanto que mi objetivo sea redescubrir o rescatar temas. Más bien es que me gusta mucho escuchar música y a menudo me encuentro con muchísimo material de gran calidad y, particularmente cuando un tema me gusta, me da igual si se toca mucho o no o si la gente lo conocerá o no, si me gusta y me apetece, lo toco sin más.

Eres el líder de tus propias bandas, acompañas a músicos de fama internacional, tienes una discografía que aumenta cada año… ¿qué palo te falta por tocar?
La verdad es que me considero afortunado por hacer lo que me apasiona. Si acaso, puedo contarte que llevo años trabajando en un proyecto musical un poco más ambicioso en cuanto a número de músicos, que une dos de mis grandes pasiones, el Jazz y el Cine Negro o Noir, del que soy un auténtico fanático desde mi adolescencia. Es un proyecto que espero tener listo en 2020 y que si bien no puedo decir que se aleja mucho de lo que hago normalmente, sí que es cierto que amplía un poco mi campo de acción y yo creo que va a gustar mucho tanto a los aficionados al jazz o al swing como a los cinéfilos.

¿Cuál es el secreto de una banda de jazz tocando swing para bailar que hace que los bailarines finalmente acaben escuchando?
Sin entrar en valoraciones de calidad, a mí me gusta creer que la música hecha con pasión y honestidad llega directa al corazón de la gente, e igual por eso alguno se para a escuchar más directamente. También yo a veces me he quedado ensimismado mirando a los bailarines y se me ha pasado la entrada a un solo (risas).

Sea como fuere, estamos deseando tener al Enric Peidro Swingtet en la fiesta del viernes en el Círculo de Bellas Artes para disfrutar de su talento y buen gusto. ¡Gracias Enric!

Enric Peidro Swingtet son:
– Enric Peidro – Saxo Tenor
– Paul Evans – Trompeta
– Pedro Ortuño – Trombón
– Richard Busiakiewicz- Piano
– Andrés Lizón – Contrabajo
– Simone Zaniol – Batería

 

Interview with Enric Peidro Swingtet, one of our guest bands

Pin It on Pinterest

Shares