¿Eres ya socio de MAD for Swing? 

Supongo que conoces, has leído o te han contado la cantidad de descuentos que tendrás en fiestas, en festivales, conciertos, además de los beneficios en las actividades de los colaboradores de la asociación… dicen que si te asocias, en un año no solo has amortizado, sino que has ganado el 80% de lo invertido, ¡bien! ¿no?

¿Por qué entonces no está toda la comunidad Swing ya asociada?

Algo que es extraño en esta ecuación es que en un total aproximado de 2.000 lindy hoppers en Madrid, seamos 200 asociados. En la junta de la asociación se sienten más que agradecidos y satisfechos, las estadísticas dicen que un 10% de miembros es un éxito, y lo es, aún así no deja de parecerme un dato curioso.

Para que decidamos por iniciativa propia formar parte de un grupo y colaborar de alguna manera, debemos tener motivos más allá de los puramente materiales (que por otro lado ayudan y están muy bien), necesitamos vincularnos emocionalmente.

Lo más objetivo que pueden ofrecerte en la asociación es lo que se ha hecho hasta ahora, beneficios tangibles, medibles… pero creo que eso, a un colectivo como el colectivo swing que le caracteriza su alto nivel de conciencia (entre otras cosas) le sabe a poco ¿y sabes cuál considero que es la razón por la que no nos “seducen más”? pura humildad de quienes trabajan a diario desde dentro de MAD for Swing. 

Es nuestra responsabilidad darnos cuenta de las horas, la implicación y el esfuerzo que hay detrás de ello.

Fíjate en que la energía  que provoca un nuevo asociado no es únicamente por los 22€ anuales que recibe el grupo y que por supuesto suman, sino porque de una manera indirecta estamos apoyando la gran dedicación de quienes llevan todo este proyecto adelante, porque no deja de ser un proyecto, con mucho trabajo y mucho corazón detrás.

Asociarse por amor, de esto se habló en la última reunión.

¿Es utópico? A mí no me lo parece en absoluto, de hecho es el único motivo que consigue que cualquier proyecto se mantenga en el tiempo.

Si no hay corazón, difícil que nada ni nadie sobreviva.

¿Cuáles pueden ser tus motivos de amor para asociarte (si no lo has hecho ya) este año? Te propongo uno cuantos:

  • Agradecer esta forma de entender y vivir la música. Analiza todos los beneficios que el swing te ha traído desde que llegó a tu vida. Te dejo este artículo para que vuelvas a ponerte en contacto con ellos. Es un modo de potenciar algo que tantas vivencias buenas e inesperadas te ha aportado.
  • Sentirte más implicado,  un miembro activo. A lo mejor, al principio tímidamente, pero poco a poco irás participando en reuniones, dando ideas, colaborando. Tu punto de vista es muy importante y esto crece y se transforma a diario gracias a la aportación de cada una de nuestras opiniones.
  • Conocer y darte a conocer a gente estupenda en otros contextos, fuera de la pista de baile. La gente que entra dentro del mundo swing es muy interesante, creativa, positiva y con una energía contagiosa. Ampliar tu experiencia en otros aspectos relacionados con el baile pero desde otra perspectiva, te va a enriquecer más de lo que imaginas.
  • Un solo gesto, aunque pequeño, marca la diferencia y mueve mucho. A lo mejor piensas que no es demasiado, o apenas nada un socio más un socio menos, pero lo es. Es importante que demos nuestra energía a lo que queremos potenciar. Aquello en lo que se insiste, persiste. Es cuestión de poner nuestra mirada en lo que pretendemos “nutrir”, con conciencia de ello.
  • Por puro reconocimiento y agradecimiento a las personas que lo hacen posible… los clandestinos, las fiestas, los acuerdos que buscan para conseguir pistas, descuentos, colaboraciones, presencia… es una manera de apoyarles.

Éste no es un post para convencerte de nada, es un post para ayudarte a tomar conciencia de lo que hay detrás de cada evento al que asistes y para animarte a colaborar, porque lo que de verdad se deseó en esa reunión era que cada miembro de la asociación se uniera por pura pasión, por puro amor al baile, a la música y a la gente. Los descuentos y eso, son “beneficios colaterales”.

Yo tardé en enterarme un año por lo menos. Al principio es todo una avalancha de emociones, gente nueva, experiencias… pero después, cuando esto va formando parte de tu vida y vas descubriendo cómo funciona “la maquinaria”, quieres que de una manera u otra, tu granito de arena también participe en su expansión y “mantenimiento”.

Asociarte este año en MAD for Swing es el granito de arena que tú puedes aportar, ¡piensa en ello!

Texto de Beatriz Gómez Acebrón. Acompañante en Desarrollo personal y Laboral, además de hopper activa en Madrid. Fundadora del gabinete www.miplanbe.es ¡Puedes seguirme en Fb!

Pin It on Pinterest

Shares