[Read in English]

Hablamos con Karen Campos, traductora de la biografía de Norma Miller, cuya figura es nuestra inspiración para el VI Madrid Lindy Exchange

Cuéntanos brevemente quién eres: a qué te dedicas, cuándo empezaste a bailar…

¡Hola! Me llamo Karen. Soy medio irlandesa, estoy especializada en temas de igualdad y trabajo de traductora freelance. Empecé a bailar en Dublín (Irlanda) hace 9 años y me trasladé a Santiago de Compostela hace 4, donde empecé a mover la escena Lindy. Soy la presidenta fundadora de Compostela Swing.

Cuéntanos, quién es Norma Miller y por qué su figura resulta tan importante.

Norma es la última de los Whitey’s Lindy Hoppers originales que sigue viva y que nos puede contar cómo fueron los principios del lindy hop. Ella empezó a bailar con 15 años y la historia de su vida es la historia del Lindy Hop .Vivió
los principios del lindy en los años 30 y también ha sido una figura clave en el revival del lindy en los años 80.

Su figura es importante porque ella siguió trabajando, no como otros bailarines que se retiraron. Fundó
su propia compañía de baile y trabajó durante toda su vida. Reunió a los bailarines del Savoy que seguían en Harlem durante los años 80. Fue fundamental para que Frankie empezara a enseñar el lindy y dar clase en los años 80.

Además, fue una pionera de la recuperación de la historia afroamericana, la historia de Harlem. Sus memorias es uno de los primeros libros que hablan del lindy hop y es una persona imprescindible para preservar ese legado.

¿Cómo surge la idea de traducir al castellano las memorias de Norma Miller?

Cuando empecé a bailar no sabía mucho de la historia del baile. Cuando leí la biografía de Frankie Manning me empezaron a interesar sus orígenes y cuando leí la biografía de Norma, pensé que era una pena que toda esta historia no se conociera. Me pareció importante que se transmitieran las raíces afroamericanas del baile para la comunidad de hoppers actual. Es un baile que está de moda y es importante saber de dónde viene.

¿Cual es el hecho diferencial que te hizo pensar que el mensaje que podía transmitir era importante para la comunidad swing hispanohablante?

Lo que me hizo pensar que este libro tenía que traducirse era porque, primero hay muy pocos materiales sobre la historia del swing y del lindy hop en español y es un fenómeno que está cada vez más de moda y creo que hay una desventaja entre los bailarines hispanoparlantes para poder acceder a la historia de este baile. Además, me parece importante que se conozcan las raíces, sobre todo al ser un baile afroamericano que nació en una época de segregación racial. Creo que es fundamental conocer el contexto del baile para entenderlo y para poder hacer una celebración de la danza que sea respetuosa y no se dé una apropiación cultural, ese sería el primer motivo.

El segundo motivo es que también la historia de Norma en sí es una historia importante, porque es la historia de una mujer independiente, luchadora y que supo hacer su carrera en el mundo del espectáculo formando su propia compañía de baile. Norma tiene muchísimas facetas como bailarina, coreógrafa, escritora, humorista… y también me parece muy original cómo lo cuenta ella, así que me parece que es un libro que vale la pena que se conozca.

¿Qué opinas sobre la representación de las bailarinas de swing en la historia del baile que nos ha llegado hasta ahora?

Es una pregunta que creo que es interesante. Diría en general que sí, que los nombres masculinos han tenido más importancia y eso refleja la sociedad de aquella época y la nuestra de ahora; y en el caso del lindy hop, por ejemplo, el bailarín más conocido es Frankie Manning y bueno, sí pienso que su lugar está justificado, tanto por el papel que tuvo en los inicios del baile, como inventor de innovaciones del baile, como después embajador del lindy hop que se dedicó ya con 80 años a viajar por todo el mundo enseñándolo. Entonces sí que está justificado y, de hecho, Norma en el libro habla mucho de Frankie y le llama Mister Lindy Hop, pero es verdad que había muchos más bailarines, tanto hombres como mujeres que vale la pena conocer.

¿Crees que los nombres masculinos resuenan más en el imaginario colectivo? ¿Consideras importante reivindicar la figura de esas mujeres como creadoras e impulsoras de esta forma de arte?

Creo que es importante conocer la historia de las mujeres en el baile y por eso las memorias de Norma nos dan otra perspectiva desde su experiencia como mujer. Además, es una historia de mujeres, habla de cómo se crió con su madre, con sus tías… es una historia de supervivencia. Da una perspectiva distinta por haber tenido unas experiencias diferentes en el mundo del baile. Creo que toca reivindicar la figura de las mujeres y también hay investigadoras que están mirando el tema de las coristas, las coristas que había en Harlem en los espectáculos, porque al parecer tuvieron mucha influencia en la creación de pasos como el Charlestón y otros.

Nos gustaría que nos contaras algo que quisieras resaltar del libro.

Del libro me gustaría resaltar la música, porque es un libro que es sobre baile, pero Norma habla muchísimo de los músicos… y quiero destacar cómo describe ella el Harlem de su infancia y su adolescencia. El Savoy, lo que significaba, todas las orquestas magníficas que tocaban ahí : Chick Webb, Count Basie… Benny Goodman, que tuvo una batalla de bandas famosísima. Destacaría cómo transmite ella lo que era ese ambiente. Norma vivía justo detrás del Savoy, de pequeña se sentaba en la escalerilla escuchando esa música antes de poder entrar y luego ya empezó con 15 años a vivir eso. Creo que sí, que transmite muy bien que la música es muy importante. Vamos, que para los que no sean aficionados al baile pero sí a la música también les puede gustar el libro.

¿Qué pensaste cuando te contamos que por primera vez íbamos a darle una temática al Exchange y que en este caso pensábamos inspirarnos en Norma Miller?

Bueno, pues me dio mucha alegría; este año ella va a cumplir 100 años, entonces creo que es el momento. Además, ella aún está con nosotros y es una figura muy justificada y muy inspiradora por su energía, por la pasión que sigue teniendo por el baile, por la música, por toda la cultura swing. Por todo eso, me dio mucha alegría y añado que a ella le encantaría venir a España, no sé si va a ser posible, pero ahí dejo la sugerencia…

¿Has estado en el Madrid Lindy Exchange en alguna de sus ediciones anteriores? ¿qué puedes decirnos de tu experiencia?

Sí, pero he tenido un poco de mala pata con el exchange, porque la primera vez que iba a ir me hice un esguince, y bueno, un año sí que estuve en un par de fiestas en el Círculo de Bellas Artes, que es un sitio maravilloso, y me lo pasé muy bien. Este año me gustaría poder participar más plenamente de todas las actividades.

Y por último, ¿puedes mandar un mensaje para animar a otra gente a que participe?

Sí claro, la escena de Madrid es muy dinámica, es muy abierta, así que es una oportunidad para conocer a los bailarines de Madrid. Yo animaría a todo el mundo a participar, también suele ser en unos sitios fantásticos como el Círculo de Bellas Artes, también recuerdo que hubo un evento con barcas… tiene muchas actividades y para los que quieran visitar Madrid es una oportunidad muy buena y de bailar mucho. Y como en todos los exchange, lo principal es bailar y conocer gente, el aspecto social es muy importante.

La reina del swing, lista de música de referencia en Spotify

An interview with Karen Campos

Pin It on Pinterest

Shares